Nuestro Blog

Cuándo debes reformar la instalación eléctrica en el hogar

Todo lo que debes saber antes de cambiar la instalación eléctrica

Hacer una reforma eléctrica en el hogar es un trabajo delicado que solo debe ser confiado a profesionales expertos. Ten en cuenta que se trata de instalaciones complejas que funcionan en red, y cualquier inconveniente en uno de sus elementos puede afectar al resto de los componentes. Además, su manejo requiere de ciertos conocimientos para evitar poner en riesgo tu integridad y la de tus bienes.

En ocasiones, las reformas de la instalación eléctrica responden a un incremento de las necesidades de consumo, por la incorporación de nuevos equipos que demandan una mayor carga de energía. También son necesarias cuando se trata de inmuebles antiguos, con sistemas que requieren adecuarse a las nuevas normativas.

¿Cuándo es necesario hacer una reforma eléctrica?

Un instalación eléctrica defectuosa puede ocasionar riesgos de incendio o electrocución, por lo que conviene estar muy atentos a las condiciones de nuestra red. Afortunadamente, hay ciertos indicios que nos permiten detectar el problema a tiempo y evitar accidentes de consecuencias potencialmente desastrosas.

Si algún enchufe o interruptor de la casa suelta chispas al conectar los equipos o no suministra la energía de forma regular, es señal inequívoca de que hay un problema que debe ser atendido a la brevedad. Asimismo, cuando al encender las luces notamos un olor extraño, puede deberse al recalentamiento de los cables, que deberán ser cambiados inmediatamente.

Por otra parte, las nuevas normativas europeas señalan un estándar de colores  para identificar los cables de la red eléctrica. En el caso de instalaciones muy antiguas el cableado es todo del mismo color e incluso puede estar recubierto con un material textil, por lo que será necesario hacer una renovación para cumplir con lo dispuesto y garantizar la seguridad de la instalación.

Igualmente, habrá que estar muy atento a adecuar la potencia contratada a la demanda de energía de nuestros electrodomésticos. En este sentido, la superficie del inmueble, la cantidad de equipos conectados a la red y sus características, determinarán nuestros requerimientos de suministro. Puede solicitarse una ampliación de la potencia contratada ante la compañía distribuidora de energía.

En todos estos casos, y para evitar accidentes y riesgos innecesarios es importante contar con la asesoría de un profesional calificado, que pueda realizar un diagnóstico preciso de la instalación eléctrica y sugerir los trabajos necesarios para garantizar su adecuado funcionamiento.

Instalación eléctrica en habitaciones con humedad

Las instalaciones eléctricas en la cocina y baños tienen características particulares, pues son habitaciones con humedad que requieren precauciones adicionales. Por ejemplo, en los baños deben contemplarse las normativas específicas que regulan la distancia y ubicación de los enchufes e interruptores.

Igualmente, en la cocina deben instalarse circuitos separados para la iluminación, el horno y cocina, el lavavajillas y la lavadora, y la toma de corriente, cumpliendo además con las restricciones en cuanto a la distancia entre cualquier punto de la instalación y los puntos de agua.

Como ves, se trata de lineamientos precisos que deben seguirse para garantizar la seguridad de las instalaciones.

Mantenimiento de la instalación eléctrica

Las obras nuevas generalmente cuentan con instalaciones adecuadas a las normativas vigentes y cuya vida útil puede superar fácilmente los 10 o 15 años. En los inmuebles antiguos conviene asegurarse de que se hayan hecho las reformas pertinentes o, en caso contrario, realizarlas tan pronto sea posible, pues se trata de una inversión en seguridad.

Generalmente se recomienda hacer una revisión de la instalación eléctrica cada 2 o 3 años, Para garantizar el adecuado funcionamiento de los cuadros eléctricos, enchufes e interruptores, y condiciones del cableado. Esta tarea solo debe confiarse a electricistas profesionales, capaces de detectar cualquier avería y repararla antes de que ocasione un fallo más grave, que ponga en riesgo la integridad de tu hogar y el bienestar de tu familia.

Aprende a instalar una lámpara de plafón

Si te has comprado un bonita lámpara de plafón y no sabes cómo puedes colocarla, te vamos a dar algunos consejos para que aprendas a hacerlo y no tengas que gastarte dinero en un profesional. Lo primero que tienes que hacer es conseguir todos los materiales necesarios, es decir, unos ramplugs o tacos para poder fijar en el techo la lámpara, unos tornillos, unas pinzas pelacables, un taladro, un destornillador y una escalera.

Corta la electricidad para evitar cualquier accidente y asegúrate que en la zona en la que vas a trabajar no haya nada de humedad ni agua, así como que tus manos estén perfectamente secas. Te recomendamos también llevar siempre calzado y si es con suela de goma, mucho mejor.

Pasos a seguir

No todas las lámparas tipo plafón son iguales, así que el proceso para instalarlas también puede varas dependiendo del modelo. En cualquier caso hay pasos comunes que se deben seguir a la hora de instalarlas que te van a facilitar el proceso.

Lo primero que hay que hacer es retirar la lámpara si la hubiera, con la precaución de no estropear ningún cable. Antes de colocar la nueva se debe arreglar la superficie acondicionando los agujeros y marcas que haya dejado la lámpara anterior. Después pela las puntas de todos los cables para que se pueda hacer más fácilmente la conexión después. Identifica los cables correctamente y marca las perforaciones que vas a utilizar para fijar tu nueva lámpara. En algunos modelos es posible que sea necesario pasar por la base de la lámpara los cables, asegúrate. Para acabar fíjala fuertemente al techo con los tornillos siguiendo las marcas dibujadas anteriormente. Conecta de nuevo la corriente y comprueba que funciona.

Localizar avería de salto de diferencial

Todos nosotros hemos experimentado lo que sin lugar a dudas es un martirio terrible, nos referimos específicamente a  un problema con nuestro hogar, un problema eléctrico y es cuando sin una razón clara un diferencial salta y nos corta la energía, al rato lo vuelve hacer, se normaliza y al día lo vuelve hacer y así.

Este es un problema que amerita de su atención inmediata ya que si no se toman las precauciones necesarias podría ser realmente grave. El primer paso a tomar en estos casos es apagar todos los interruptores automáticos obviando al general y al ICP (en caso de tener uno) y verificar que el magnetotermico se vuelve a armar como debería.

Posteriormente es necesario que vaya volviendo a armar cada interruptor uno tras otro, para encontrar el problema, hasta que el diferencial salte, cuando ya haya encontrado el automático que es el causante del salto identifique de que circuito proviene y retire todos sus receptores. Esto lo hacemos para después ir conectando los receptores uno a la vez hasta que encontremos el responsable de la avería.

En el caso de que haya desconectado cada uno de los receptores y aun así el diferencial sigue activándose deberá buscar otro problema en la caja de conexiones y en cada toma, lo más probable es que la derivación de la corriente se esté produciendo en una de estas y no nos hayamos dado de cuenta.

Es de mucha importancia recordar para no entrar en la desesperación que muchas veces una derivación puede ser de origen externo y no ser provocada en el interior de nuestro hogar, pregúntele a sus vecinos si tienen el mismo problema para verificar esta teoría. Si este es su caso pues cuenta con dos opciones, llamar a un profesional que revise las líneas y vea si el problema posee alguna solución plausible o sustituir el diferencial por uno rearmable o uno superinmunizado.

Corte de servicio eléctrico por impago

En el último año, se han registrado más de 500.000 casos de corte de servicio eléctrico por impago de los usuarios. Esta cifra es un poco preocupante ya que supone un aumento de 6% en relación al año anterior.

Esto ocurre por la acumulación de facturas, desde que se empezó a hacer uso del nuevo contador digital, es decir, desde que se cambió el método de pago de bimestral a mensual, empezaron a subir las cifras de corte de luz por impago.

Iberdrola y Endesa las principales compañías de suministro eléctrico

Por sí no sabéis, Iberdrola y Endesa son las principales compañías de suministro de energía eléctrica en toda España, de hecho éstas empresas distribuyen el servicio eléctrico a cerca del 75% de las viviendas, edificios e industrias. Lo que las convierte en las principales responsables de tantos casos de corte de servicio eléctrico por impago.

Sí hablamos de cifras, la compañía Iberdrola, que es la que más usuarios atesora en toda España, aumentó los cortes de luz a 20% en el último año, esto se traduce a más de 260.000 cortes de servicio eléctrico por impago, mientras que la compañía Endesa aumentó un 68% de corte de luz. En comparación al año anterior, aunque no cuenta con tantos usuarios como Iberdrola, esta cifra supone más de 100.000 afectados.

Sin embargo, aun cuando estas cifras son bastante alarmantes, estas compañías no les preocupó en lo absoluto ya que el servicio eléctrico, en todos estos casos, fue restablecido en menos de 48 horas. Esto es una muestra más de que la mayoría de los cortes de luz por impago ha ocurrido por la acumulación de facturas, pues en el último año, el servicio eléctrico ha aumentado su costo hasta un 0,8%.

Os preguntareis ¿Qué hacer sí ya tengo un corte de servicio eléctrico por impago?

Sí ya tenéis un corte de servicio eléctrico por impago, es porque habéis hecho caso omiso al aviso de impago y no habéis pagado la factura a tiempo, sin embargo no os pongáis nervioso, un corte de luz no es la suspensión total del suministro eléctrico.

Después del corte de energía eléctrica, tenéis hasta 60 días para que pagues la factura, pasado este lapso de tiempo, sigues sin haber pagado, lo más probable es que la compañía decida cortarte el suministro de energía eléctrica y aquí si debes preocuparte un poco, ya que restablecer el servicio eléctrico saldrá más costoso.

En otras palabras, mientras la compañía no haya quitado el contador digitalizado de la vivienda, podéis estar un poco tranquilo, solo debéis pagar hasta el último aviso de impago y el servicio, de seguro es restablecido en las próximas 24 horas.

Sin embargo, sí la compañía ya se llevó el contador, pues el costo para restablecer el servicio será más alto, tanto en dinero como en tiempo, pues tendréis que pagar derechos de desconexión, derechos de reconexión y boletín eléctrico, ya que se tomará como que sí habéis dado la alta, además tramitar estos documentos, os tomará de una a dos semanas.

Una forma de evitar un corte de servicio eléctrico por impago es intentar de fraccionar el pago, para esto tendréis que contactar a la compañía que te

.

Cómo ahorrar en luz y en calefacción

A causa de las modificaciones que han acontecido con respecto a la hora y al clima en tiempos recientes, hemos optado por prender más a menudo las luces y la calefacción en nuestros hogares un poco más temprano de lo acostumbrado a fin de tener nuestros espacios bien iluminados y cálidos evitando de esta manera pescar algún resfriado por las bajas temperaturas que estamos experimentando.

Si bien es cierto que el hecho de mantener nuestro hogar confortable debe ser prioridad, estas opciones no resultan favorables a la economía del mismo por lo cual a continuación presentaremos una serie de consejos y lineamientos a seguir los cuales van a contribuir de manera productiva al ahorro de nuestro dinero cuando de luz y calefacción se trata. Prosigamos entonces con las recomendaciones para economizar luz y calefacción.

Recomendaciones para ahorrar en luz y calefacción

Limpiar las lámparas y bombillas

Aunque resulte difícil de creer, cuando las bombillas se encuentran sucias o llenas de polvo, su rendimiento y vida útil se ve disminuida ya que no están funcionando de manera óptima, por lo tanto es recomendable limpiarlas periódicamente para que de esta manera podamos mantener nuestros espacios bien iluminados aprovechando al máximo el tiempo que duren encendidas.

Usar bombillas de bajo consumo

Una recomendación muy importante que podemos hacerles, es reemplazar todas las bombillas del hogar por bombillas de bajo consumo, que aunque son un poco más costosas en el mercado, este gasto resultará ser una inversión a largo plazo por el ahorro que se verá reflejado en la factura de electricidad cada mes, además de proveer una luz blanca más útil y confortable para nuestros hogares.

Comprar un regulador de luz

Este consejo resultará muy útil si en sus hogares suelen ser algo despistados y tienden a dejar luces encendidas cuando nadie las está utilizando, un regulador de luz sería una manera bastante eficiente de economizar ya que la función de este accesorio es apagar las luces automáticamente cuando nadie se encuentre en lugar y así mismo activarlas cuando alguien llegue; una recomendación que sin duda alguna contribuye a ahorrar nuestro dinero.

No tapar los radiadores

Los Radiadores son los encargados de distribuir la calefacción a lo largo de todos los espacios de la casa, es importante tener en cuenta que si algunos de ellos es tapado u obstaculizado, estaríamos derrochando energía que muy bien se podría ahorrar, por lo tanto es importante tomar en cuenta que no debemos hacerlo, al contrario deben estar libres y destapados y de esta manera contribuimos con el ahorro de energía

Graduar adecuadamente la calefacción

Es necesario saber que cada grado que aumentemos la calefacción en nuestros hogares afectará de manera significativa en la factura de luz de cada mes, es por ello que nuestra recomendación es mantener el termostato a una temperatura de 20º aproximadamente, ya que resulta un ambiente cálido y bastante cómodo en todo momento.

Abrir las ventanas

Siempre y cuando el clima lo permita y tengamos un poco de sol es recomendable abrir las ventanas y airear la casa para aprovechar los rayos del sol como luz natural y un poco de calor, de esta manera estaremos ahorrando dinero y energía que podemos utilizar en otros momentos que si se requiera.

No olvidemos que si tomamos en cuenta estos pasos, estaremos haciendo un ahorro importante de dinero y también es una manera de contribuir con nuestro planeta que bastante lo necesita.

 

Cómo realizar una instalación eléctrica de baja tensión

A continuación, os vamos a explicar las distintas maneras para realizar una instalación eléctrica de baja tensión, así como analizaremos los puntos que se mencionan en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT), explicaremos las formas de interpretar un esquema unifilar típico de los hogares y los circuitos que lo componen.

Las instalaciones eléctricas deben hacerse bajo las instrucciones técnicas ITC-BT-01 a BT-12, la cual es la edición más actualizada, la cual tiene como título “Instalaciones con fines espaciales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos”.

Cómo se distribuye una corriente eléctrica

Según lo establecido en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, las tensiones son utilizadas para distribuir una corriente alterna, las cuales están dispuestas de la siguiente manera:

  • 230 V entre fases para las redes trifásicas en tres conductores.
  • 230 V entre fases y neutro, y 400 V entre fases para las redes trifásicas en cuatro conductores.

El REBT también menciona que la frecuencia de la red debe ser de 50 Hz.

Luego, sólo debéis calcular la corriente máxima de la instalación, según lo indique la potencia máxima de la misma. Ésta se calculará utilizando la siguiente fórmula:

P=V I (Potencia Compleja)

La potencia compleja está constituida por dos componentes: la potencia activa, que se consume en la resistencia, y la reactiva, que se desarrolla en los circuitos inductivos.

Calcular el grado de electrificación y la carga de vuestra instalación

A la hora de diseñar una instalación eléctrica, se debe hacer un estudio de las cargas eléctricas previstas; de esta manera, debéis conocer la potencia de los receptores que se pretenden instalar y conectarlos al mismo tiempo, para así conocer la carga eléctrica de la instalación.

La carga de la instalación se calcula realizando una suma de todas las potencias, aunque esto no se sabe en principio, por lo que el REBT indica cuál es el grado de las viviendas, dependiendo del grado deseado. Para eso, el REBT define los siguientes grados de electrificación:

  • Grado de electrificación básica: Es necesaria para cubrir las necesidades primarias, sin la necesidad de obras de adecuación posterior. Además, permite el uso de los electrodomésticos básicos en una vivienda.
  • Grado de electrificación elevada: Es necesaria para aquellas viviendas que utilicen electrodomésticos avanzados, como los sistemas de calefacción y acondicionamiento de aire, así como una superficie mayor a los 160 m2 en una vivienda.

La potencia que se previene no debe ser menor de los 5.750 W a 230 V en una vivienda, sin importar la potencia que se quiera contratar, dependiendo del uso que tenga en la instalación eléctrica. Todo esto deberá ser acordado entre el usuario y la empresa suministradora.

En aquellas viviendas que tengan un grado de certificación elevado, la potencia no debe ser mayor a los 9.200 W. Esta potencia corresponde con la capacidad máxima de la instalación, que será asignada por el interruptor general automático, como se explica en el ITC-BT-25.

También se deberá tomar en cuenta la carga correspondiente en los conjuntos de viviendas, para así calcular el suministro de un edificio, según aparece en el ITC-BT-10.

Los esquemas unifilares y multifilares

Las instalaciones eléctricas se deben representar en esquemas que muestran los elementos encontrados en toda la instalación. Estos se denominarán como unifilares y multifilares.

Los esquemas unifilares muestran una idea general de la instalación, así como dónde estarán ubicados los elementos y el grado de electrificación. Además, muestra los interruptores de corte y el conjunto de conexiones del suministro eléctrico principal.

Los croquis multifilares dan mayor dato de la red, además de una idea más amplia de su funcionamiento, ejecución de cableado y una reparación sencilla, si se llega al caso.

Derivaciones de las electrificaciones

En el REBT se encuentran definidos los distintos tipos de circuitos independientes, a los cuales los protegen un automático de corte omnipolar, que se acciona de forma manual, y un dispositivo de protección en contra de las sobrecargas eléctricas o cortocircuitos, que posee una intensidad según su aplicación.

En el caso del nivel de electrificación básica, tendremos los siguientes tipos de circuitos:

  • C1: circuito de distribución interna, el cual alimenta los puntos de iluminación.
  • C2: distribución interna, que alimenta las tomas de corriente de uso general y de frigoríficos.
  • C3: distribución interna, que alimenta la cocina y el horno.
  • C4: alimenta lavadoras, lavavajillas y el termo eléctrico.
  • C5: alimenta las tomas de corriente de los baños y las bases auxiliares de las cocinas.

Por su parte, si la vivienda requiere que se instalen más que alguno de los circuitos mencionados anteriormente, los cuales se rigen por las necesidades ya mencionadas del grado electrificación elevada, se deberán instalar los siguientes circuitos, además de los que corresponden a la electrificación básica:

  • C6: Por cada 30 puntos de luz, se utiliza un circuito adicional de tipo C1.
  • C7: Por cada 20 tomas de corriente de uso general o la superficie de la vivienda supera los 160 m2, se utiliza un circuito adicional de tipo C2.
  • C8: circuito de distribución interna, que alimentará la calefacción eléctrica, si está prevista.
  • C9: circuito de distribución interna, que alimentará la instalación del aire acondicionado, si está prevista.